Katekyo Hitman Reborn URM

Rol URM de la serie de KHR. Vive la vida de un Mafioso.
 
ÍndicePortalCalendarioFAQBuscarMiembrosGrupos de UsuariosRegistrarseConectarse

Comparte | 
 

 Royal Rumble *Q*

Ir abajo 
AutorMensaje
Invitado
Invitado



MensajeTema: Royal Rumble *Q*   Miér Oct 27, 2010 8:17 pm

De pronto despiertas, estas en una jaula de un material que pareciera hierro pero si lo examinaras a detenimieton te fijarias no que lo es y si intentaras romperlo verias que todo es inutil, estas encerrado ademas tampoco podrias escapar por el piso, porque justamente era del mismo material de los barrotes, estas ahi junto con mas personas, quiza conocidad, quiza desconocidas; llebas puesta la ropa que traias antes de irte a acostar la noche anterior pero un collar rodea tu cuello el cual cuando intentaste quitarelo salio una cuchilla de el mismo y se presiono ms contra tu cuello seguida esta accion por una advertencia procedente de una bocina:

"Al siguiente intento de quitartelo tu cabeza caera"

Llevas tambien tus armas tus anillos y parece que tu cuerpo funciona normal porlo que tus tecnicas no sufren repercuciones. De pronto una voz proveniente de un gran amplificador habla:

"Bienvenidos al Royal Rumble"

Las luces se prendieron y puedes ver que estas rodeado de muchas gradas y gente observandote, la gran multitud grita de emocion.

"Nuestros competidores de hoy pelearan a muerte todos contra todos, hasta que solo quede uno... de no ser asi todos moriran sin excepcion"

El publico grita aun mas fuerte.

"¡¡¡¡¡Que comiencen los juegos!!!!!"

-----------------------------



Suspiraba soñando con encontrarme con un principe azul llebandome galopando sobre su hermoso corcel percheron blanco, de pronto se detenia, ambos bajabamos del caballo y nos recostabamos en el piso verdecito lleno de sacatito y flores de muchos colores... y entonces el acerco su cabeza a la mio y se le veia toda la intension de darme un beso o////o .... espera no estoy preparada para eso... y entonces desperte.

O_O

Di un par de parpadeos, tocando lo que parecia metal....

X_X estaba frio

brrrr, me incorpore, poniendo una rodilla en el piso primero y despues levantando el resto de mi cuerpo, llebaba la ropa que traia anoche antes de ponerme mi pijama, una sudadera negra con capucha y sin mangas, unos guantes hasta arriba del codo pero sin dedos, una minifalda gris tableada y unas calcetas que llegaban abajo de las rodillas en rosa, zapatos comodos de tacon bajo color negro. Y habia algo mas, llebaba mis agujas y alfileres conmigo... ¿Pero que cosa es esto? ¿Donde estoy? ¿Que esta pasando? Corri a buscar a alguien mas y vi muchos acostados en el piso quiza dormian como yo hace un minuto, grite... ¡¡¡¡AYUDA!!!! pero solo escuche mi eco como respuesta. Algo me molestaba en el cuello, intene quitarmelo pero solo logre lastimarme con el objeto, y una voz me advirtio que mi cabeza seria arrancada si volvia a intentar quitarmelo... pero que es esto, he sido una buena chica... mis ojos se cubrieron de lagrimas... no meresco esto...

De pronto las luces se prendieron y una voz anuncio lo que pasaba y lo que se debia hacer...

Mis ojos quedaron en shock.


Esto debe ser un sueño, una pesadilla... Alguien por favor, ayudeme
Volver arriba Ir abajo
Invitado
Invitado



MensajeTema: Re: Royal Rumble *Q*   Lun Nov 01, 2010 10:02 pm



Era ciertamente el tipo de situaciones en las que te preguntabas simplemente: ¿Qué coño significa esto? Y sí, esos eran los pensamiento de Caroline. No recordaba bien qué significaba aquello... Sólo recordaba haber sido detenida por policías en el aeropuerto apenas llegase de Italia. Sólo porque hirió de forma automática a un imbécil que quiso cruzar la raya con ella en el Avión. Lo siguiente fue oscuridad. Habían pasado quizá doce o trece horas... Decir que no podía ver nada era estúpido, ¿no es así?

Cinco. Cuatro. Tres. Dos. Uno. Reacciona, Linei.

Abrió sus ojos lentamente, rozando sus pestañas entre ellas con sumo debate en si debía o no. Vestía aún un simple vestido ajustado a la cintura y de tirantes, color azul grisáceo. Cubría hasta sus rodillas, donde seguían los jeans desteñidos que había usado junto con el vestido. Nunca fue confiada en mostrar sus piernas. Los tenis negros y su anillo colgando en su cuello. El problema no era que ello colgase de su nívea piel colo un adorno navideño. El problema era que no era lo único que ahí se hallaba.

El frío recorrió su cuerpo de pies a cabeza, estaba sentada a la fuerza entre un montón de gente que no reconocía. No sólo por no verlos, sino por sus voces... Todos se escuchaban con un extraño acento. Ella no entendía ni una palabra de lo que ahí se murmuraba. Apenas y podía quejarse en el italiano que conocía como idioma. Sus orbes aperlados estaban entrecerrados. ¿Royal Rumble?

Qué mierda... Hey, ustedes, los que están ahí. Sáquenme de aquí. Y dejen de hacerse los estúpidos, soy ciega, pero puedo saber perfectamente que están viendo hacia acá.

Pero si despertó la princesa... —Sí, era uno de esos días donde no sabías qué hacer. Aquella voz la estremeció. Hablaba en un claro italiano. Se levantó levemente, apoyándose de los barrotes helados, sintiéndolos para saber qué pisaba. Había respiraciones en el suelo, las vibraciones del evento se escuchaban aún en el piso de arriba. Y sin embargo, sólo te importa la voz de ése engendro.

¿Enmanuel?

Así mismo, chérie.

Lo siguiente fue un golpe bajo. Era simplemente imposible convencerse de que era él, hasta que su boca fuese acallada de un grito con un pañuelo inundado en cloroformo. Pataleó unas cuantas veces, e incluso le mordió. No entendía por qué sus cajas no funcionaban.

Tic, tac, tic, tac.


¡¡¡¡AYUDA!!!!

¡Bienvenidos al Royal Rumble! Cada competidor luchará a morir con el resto. Hasta que sólo uno sobreviva. De lo contrario, todos morirán sin excepción.

Yacía ella reposada en el la esquina de aquella jaula que no podía ver. El calor de los reflectores comenzó a avivar su respiración nuevamente. Estaba mareada. ¡Ese mal nacido! La tormenta había empezado. En cuanto tomara aquella cabeza rubia que poseía el idiota aquel y le torciera el cuello como a un pollo, sabría lo que era atacarla de forma tan sucia. La estaba poniendo a prueba.

Esto debe ser un sueño, una pesadilla... Alguien por favor, ayúdeme.

De ser una pesadilla despertarías con un pellizco. Cálmate... Niña.

Agudizó sus oídos para captar de qué sexo sería aquella voz. Estaba en la esquina a un lado de Kim, a quien no conocía en lo más mínimo. Sólo sentía que era la única consciente en ese momento. Por la voz quebrada podía sentir el miedo en aquel cuerpo. A diferencia de ella, que ni se inmutó. Ni un gesto de enfado, nada. Tan muerta como una pintura. Tambaleándose aún comenzó a levantarse, su japonés era inestable, pero entendible al menos. Le costaba más entenderlo a oído que pronunciarlo. Se apoyó en los barrotes, sin separar su espalda de ahí. El suelo comenzaba a sentirse inestable, lo cual le aseguraba que era metálico. Estaban encerradas y eso no cambiaría con lágrimas infantiles.

Surcó sus labios en una frase, sus ojos ciegos parpadeaban, para humedecerse. No sentía la luz de los reflectores, sólo su calor. Los brazos de Caroline comenzaron a moverse hacia delante, buscando no tropezar con nada. Se llevó por el medio varias cabezas, yéndose casi de boca. Hasta que se halló con un hombro.

Luego una cabeza. Luego una melena suave y esponjosa... Luego sintió un rostro. Sin duda fémino. Soltó un resoplido. Sentía su respiración, suave como cualquier ser vivo. Los grillos de las personas que disfrutaban del "teatro" impedían que se concentrara en un sólo sonido. Definitivamente, sólo Enmanuel, quien le habría enredado en el mundo mafioso, podría hacerla querer matar. A ella. Casualmente a ella, la apacible lluvia. Pero bien se sabe el dicho, cuando se juega con fuego, terminas quemándote. Y cuando el río comienza a hundirte, no te queda otra que dejarte llevar. Sintió el collar de Kim, era del mismo modo que el suyo. Grueso, de seguridad. Como animales salvajes.

El manoseo se detuvo. Bajó sus manos e incorporó en sus caderas ambas manos. Relajada.

Estamos en una Jaula. Hay reflectores. Es un Royal Rumble, nos tienen secuestrados posiblemente desde anoche, y ésto refleja que es ilegal. Además de eso, eres chica, o un niño llorón posiblemente. Corrígeme si me equivoco en alguno de los puntos. Dudo quieras asesinar a nadie de acá, así que será mejor no intentes atacarme —dijo, rápidamente, con un acento extranjero que no lo brincaba un venado—. Ahora, aclarado eso, dudo que alguien venga a ayudarte. Estamos rodeadas de patanes y un paquete de gente dormida. La única opción es que pelees, mates y ganes. O que halles la salida, huyendo.

La turba comenzaba a enardecerse. Pidiendo que el combate comenzara. Los pensamientos sarcásticos llegaron.

<< Vaya bienvenida, cómo te amo, Nipón. >>

¿Tu nombre?

Finalmente, preguntó. Quizá cortante.
Volver arriba Ir abajo
Invitado
Invitado



MensajeTema: Re: Royal Rumble *Q*   Miér Nov 03, 2010 6:00 am

Había salido a dar un paseo nocturno... si, por la noche por si alguién no le entendía... hablaba consigo mismo, discutía consigo mismo... pensaba en su propia cabeza, aburrido y sin sueño, con sus ropas normales... si, las de siempre, con su ojo a la vista y solo andando y andando, muevete muevete, paso a paso, entonces apareció, un tipo con malas intenciones, podía sentirlo, se preparo solo para ser golpeado en la cabeza por alguien detrás de él... dolor... de pronto, todo se oscurecía, para términar desplomado en el suelo...

Un fuerte ruido le molesto, unos chillidos de una chiquilla, donde estaba? Que había sucedido, de pronto... volvio a sentir dolor, un pie se tropezo con su cabeza... Porque no podían mantener los pies alejados de las cabezas!? Era mucho pedir acaso? Entonces abrió los ojos y miro a Caroline y a Kim, resonando en su cabeza las palabras de aquellos secuestradores, acabando de ponerse de pie.

Oh man... that hurted... cof... que fuerte ese golpe... veo que esto está mal, muy mal... bueno, no importa, hola, soy Steve McCloud, parte de la familia Abruzzi... alguien de ustedes dos sabe que hacemos aquí? Y que es lo que realmente quieren estos tipos?

Mencionaba de forma tránquila, estaba relajado... mientras resonaban los gritos a los que solo observo de reojo, con su único ojo, a los alrededores, aún yacía alguien en el suelo, pero lo importante era aquel que movía los hilos, logró ubicar a alguien, que a su pensar, era el causante de todo, pues se encontraba sentado, en una parte alta... es como si el viejo Coliseo de Roma hubiera vuelto a la vida, donde gladiadores luchaban por su vida, para entretener al César y la multitud, así parecía estar ese hombre, sentado en un lugar separado al resto, observando cual César el tal, a decir verdad estaba de fácil acceso, claro, en caso que fuera él dicho personaje... pero no era tiempo de pensar totalmente en ello... primero debían jugar a su juego, darles la noción de la ventaja, para luego darles el golpe de gracia... nadie jugaba con él, más bien, a él le gustaba más crear las reglas del juego... pero como no pudo haberlas creado... nadie había dicho que no era posible modificarlas... así que miró a ambas chicas, aun relajado, manteniendo reflexivo su pensamiento, y alerta sus sentidos.

Oh... lo siento, me temo que tendremos que pelear... que lastima... pero no se preocupen... no seré tan agresivo...

Trás sus palabras quizó dar un mensaje oculto, esperando que ambas lo haya entendido, sino, podía ser que estuviera en peligro, aun así faltaban personas... por eso el juego aun no comenzaba... pero ya trabajaba en sus planes para largarse de ahí y poder beber su té a tiempo... que hora era? Saco un reloj de bolsillo y lo observo, oh, aun faltaba para la hora del té... bien, pensaba acabar con eso y beber su té a tiempo... entre tanto un leve poder de una llama se mostraba... sin embargo, este era imperceptible aun.
Volver arriba Ir abajo
Viper

avatar

Edad : 31
Mensajes : 368
Yenes : 458
Fecha de inscripción : 15/07/2010
Localización : Por aqui... por allá...

Personaje
Nombre: Viper
Sexo: Mujer
Familia/Puesto: Guardián de la Niebla de Varia

MensajeTema: Re: Royal Rumble *Q*   Miér Nov 03, 2010 8:27 pm

Estaba volando hacia casa de su sirviente. Ya era tarde, de esas noches donde uno trabaja hasta tarde y regresa cansado, exhausto. Tenia intenciones de llegar a dormir calidamente en los brazos de él mientras comia unas crepas de zarzamora y quizás también un chocolate caliente o una malteada de fresa. Suspiró un poco mientras un bebé flotaba a buena altura sobre las casas de Nanimori.

Sí, un bebé. Llevaba una capucha negra y gabardina con el escudo de los Varia, el escuadrón asesino de los Vongola. Sus botas negras y nada más visible que no fuera su boca y mejillas, con tatuajes en forma de triangulos purpuras invertidos. Su pequeña rana estaba sobre su cabeza mientras veia las pequeñas luces de la zona residencial. Por fin... llegaria...

¡Ataque de sueño! ¡No ahora! Un bebé dormia cuando debia de dormir. Comenzó a flotar cada vez más bajo, hasta hacerlo al ras del suelo. Chocó contra una barda de una casa y después calló en unos arbustos. Genial, de menos así nadie la veria. Poco a poco cayó en el mundo de los sueños, mientras una bomba de moco salia de su nariz, totalmente dormida, como el bebé que era.

De menos se las dejo faciles a los captores...

=================

Luces... ¡¡¡¡QUE COMIENCEN LOS JUEGOS!!!!

Gritos del público.

¡Geek!

Despertó dando un salto. Estaba en la esquina de la jaula, confundida entre la gente... era una pequeña bola vestida de negro, así que habia pasado desaprecibida. ¿Quién en su sano juicio pensaria que hay un bebé dentro? Se sentó y subió sus manitas hasta el collar que tenia alrededor del cuello. Intento quitarselo y quito la mano justo a tiempo de que saliera la cuchilla. Una amenaza y si lo volvia a intenar su enorme cabeza rodaria por los suelos.

Yare yare... que interesante. ¿Phantasma?

Su sapo salió de debajo de su gabardina, haciendo un ruido adormilado mientras se subia a la cabeza de su ama. Viper o Mammón, como la conocieran, se levantó, apenas resltandose entre los demás. Miró alrededor por debajo de la capucha, viendo a la gente que en lo más minimo se impresiono por su presencia. Puros dementes asesinos... acostumbrados a ver diferentes atrocidades.

¿Royal Rumble?

Pensó un poco. Para ella era fácil salir de ahí. Subió la mano hasta su pecho y sintió el pacificador colgado de su cuello, debajo de la gabardina, aun envuelto en las cadenas. También tenia su Varia ring. Estaba completa... Pero ¿Y si ganaba? 'Si ganaba le darian dinero? Las reglas sólo decian que no moriria. Pero esto también implicaba algo más. O de menos, eso pediria.

Flotó hacia arriba. Mirando a dos chicas en medio de la jaula y a un hombre que extrañamente se le hizo familiar, quien sabe de donde. Miró hacia todos lados, hasta que identifico al que pudiera ser el lider, sentado en un palco o algo parecido. Lo señaló con uno de sus dominutos deditos y profirió su amenaza con una voz infantil, sin saber decir si era niña o niño:


Mas le vale que haya dinero una vez que acabe con todos, sino morirás.

Los espectadores rieron y se levantaron en ovaciones. Amenazas y sangre, era lo que esperaban. Volteó la capucha hacia los contrincantes, esperando a ver si se levantarian más o no. Serian fácil de eliminar, cada uno de ellos. Una suave neblina comenzó a salir de debajo de su gabardina y mangas, mientras trataba de ingeniarse alguna táctica.

Así que moriran dos chiquillas y un hombre...
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Alexis Lionheart

avatar

Mensajes : 2
Yenes : 4
Fecha de inscripción : 27/10/2010

MensajeTema: Re: Royal Rumble *Q*   Jue Nov 04, 2010 1:03 am

Encontrándose en su habitación, dentro de un hotel en las cercanías a la sede abruzzi, o por lo menos lo más cercano a ella que le fuera posible; encontramos una presencia de delicadas facciones y voluptuosa figura, vistiendo un traje de tonalidades azul claras, entallado como una segunda piel sobre la clara suavidad pálida en color porcelana, sus largos cabellos dorados como los rayos del sol al amanecer, las profundas perlas de corona azul que combinan con su atuendo, se centran sobre los objetos que manipula con destreza, la ubicación que ocupa se localiza frente a una mesa en la parte más profunda, recargando su peso sobre una silla de madera cuyo diseño es tan simple como genérico, desde otro ángulo, la mesa no resultaba en lo absoluto ordinaria, tenía varios contenedores, aun algunos ocultos bajo la superficie plana donde coloca los diversos instrumentos, todo aquello de origen mecánico; mostrando gran destreza y dominio en lo que hace, pareciera encontrarse interpretando una pieza musical con virtuosa elegancia, sin titubeos, certeros, casi mecánicos, no requería observar hacia donde desplazaba sus manos o que compartimiento abría, solo tomaba las piezas para luego añadirles las piezas que manipula, una serie de pequeños componente metálicos los cuales hacia embonar en un esqueleto de referencia rectangular, quizá lo más llamativo serian los ruidos armónicos del metal siendo manipulado los cuales producían una sencilla pero agradable melodía. Minutos más tarde aquellas partes desparramadas por la mesa comenzaron a tomar forma, consistían en un artefacto semejante a una pistola cuyo espacio vertical entre el armazón y la corredera que alberga el cañón es mas grande a lo estándar.- Ya he terminado - Como paso final, introduce un contenedor rectangular, tomándolo de una bolsa azulada colgando en un cinturón al respaldo de la silla, en la parte baja del armazón.


- Ya era hora, comenzaba a cuestionarme si tendrías la decencia de acabar esta noche - Resonó una voz en la habitación, donde Alexis se suponía en soledad, antes que pudiera realizar el menor movimiento, una sensación incomoda que le entumece el lado derecho del cuello es la ultima sensación experimentada antes de perder el conocimiento. No existía nada, solo oscuridad, ni sueños, ni pesadillas, era tiempo de inexistencia absoluta, un ser humano no es existente a menos que sea capaz de pensar y al dormir o caer inconsciente Alexis se percibía como ausente en la existencia, entre el silencio abismal una voz le acogió de vuelta al mundo, un sonido tan intenso como las palabras de un hombre reproducidas en algún tipo de amplificador, la resonancia sonora además le permitió visualizar un espacio cerrado, aun antes de abrir los ojos. - "Bienvenidos al Royal Rumble" - Sin saber su ubicación en el espacio, mas, sintiendo la helada dureza de una superficie semejante al metal, su primera reacción apoyarse sobre el brazo izquierdo alzando su torso, al abrir las ventanas de su alma al mundo, la intensa luz de los reflectores le incomodaba, intercepto la luminosidad con la diestra posando la palma frente a sus ojos, apenas lo suficiente para permitirle ver, el resto de su cuerpo aun descansaba sobre la helada superficie, las anchas caderas, sus proporcionados muslos, cada movimiento de sus piernas emitía un sonido peculiar, era el metal que cubre sus pies friccionando sobre el otro; aguardo. - "Nuestros competidores de hoy pelearan a muerte todos contra todos, hasta que solo quede uno... de no ser asi todos morirán sin excepción" - Detrás al ensordecedor ruido del amplificador verbal, una ovación de voces alzadas en unisonó comenzó a volverse perceptible, sus sentidos al fin estaban despertando, entendiendo haber recuperado el sentido del oído, comienza a ponerse en pie, revisándose, la cintura con los dedos de la siniestra, ahí se encontraba, el tenso material del cinturón donde porta a Durandal, por ende deberían estar los cargadores, desplazo la misma hacia el extremo izquierdo de la cintura apoyando la palma con los dedos extendidos sobre su cadera, de igual forma llevo la derecha, su ajustado traje de tonalidades azules, como una segunda piel, no era un obstáculo para sentir el calor de su cuerpo ni la presencia de inflamaciones por algún impacto que pudiera haber sufrido mientras le traían a aquel coliseo clandestino, sentía un incomodo entumecimiento en la zona donde sus extremidades se unían con su pelvis mas no encontró algún indicio de un traumatismo, quizá solo era el cansancio muscular de la posición en la que se hallaba. -"¡¡¡¡¡Que comiencen los juegos!!!!!"- La rejilla que les apresaba se volvía sencilla de percibir, la sombra que produce resaltaba entre el flujo luminoso, ahora con los azulados iris filtrando la suficiente luz, el panorama se esclarecía, había varios individuos compartiendo la misma función que su persona requería realizar, una contemplación más cercana permitió percibir que todos poseían un dispositivo metálico, semejante a un aro, alrededor del cuello, lo cual despertó su sentido común y aun así le era necesario confirmarlo, en un movimiento lento llevo sus dedos hacia los rosados labios de su rostro, donde con una caricia nerviosa paso su lengua sobre las yemas acto seguido inmediatamente por el descenso hacia su cuello tocando el dispositivo, sintiendo el sutil flujo de energía eléctrica, funcionarían con una batería de algún tipo y estarían diseñados para no poder ser desactivados mediante sabotaje, al menos no sin acarrear una consecuencia. Cerró los ojos de nuevo, se dejo caer de espaldas en las paredes metálicas de la reja que les aprisiona en una cúpula, la sensación ahora consiente del dispositivo rodeando su cuello le alteraba los nervios, apoyo ambas manos sobre la reja y la apretó pasando sus dedos entre los agujeros, era incomodo, traía muchos recuerdos degradantes, despertaba sus instintos, aquellos que le hacían ruborizar por un ligero aumento en su temperatura, era claro a cualquiera que le observara como sus mejillas ardían en un tono rojizo.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Invitado
Invitado



MensajeTema: Re: Royal Rumble *Q*   Jue Nov 04, 2010 2:48 am

De pronto desperté en un extraño lugar, el piso era frío, y duro... Lo que realmente me despertó fue toda esa aclamación.
Basil se levantó, y lo primero que notó fue al resto de individuos en la jaula. este solo les miro y dijo; - Hola... Ehm.. que está pasando? n.nU -

De pronto, todos comenzaron a maldecir... Luego me percaté de que estaba en un estadio >.<
- D-De verdad, que pasa aquí? -

Off: Lamento la pobreza de mi post, detesto los mensajes... tan largos e.e
bueno, más bien no soy de esos... Bueno, suerte.
Volver arriba Ir abajo
Invitado
Invitado



MensajeTema: Re: Royal Rumble *Q*   Jue Nov 04, 2010 3:24 pm

Amy se desperto de un horrible sueño, parecia que le dolia fuertemente la cabeza, sin saber como, al levantar su cabeza se golpeo con el frio hierro de una jaula en su cabeza.la chica se llevo una mano a su cabeza mientras sostenia su katana, parecia que su arma y cajas aun estaban ahi,enronces escucho unas voces de gente en el exterior.tambien notaba que tenia un collar en el cuello, parecia que explotaria o le quitaria la cabeza si lo tocaba,lo dejo estar,parecia un recinto de combates de forma ilegal.

"Bienvenidos a royal rumble"

esas palabras que escucho amy le dieron a entender que era un estadio, parecia un recinto de combates, y obligados a pelear por nuestras vidas, a eso amy no el gustaba, es mas iria a por elq ue organizo aquello para ganar dinero por capturarle, amy miro a los demas, entre ellos reconocio a una persona, la bebe que la humillo en una ocasion,podia ser el momento de saldar cuentas con ella,pero aquel lugar le obligaba a matar, algo que ella odiaba.

QUE COMIENCEN LOS JUEGOS!!

Al escuchar aquellos palabras amy solo decidio ir al centro del campo para ver a sus rivales, pelear era lo suyo pero no con gente inocente, miro a las chicas, a la bebe, a dos chicos y entre las chicas una que parecia ser ciega.

yo no quiero estar aqui...matar a alguien?...que crueles,veamos que ocurre, no matare a nadie, tranquilos, pro mi podeis nombrarme amenaza menor, pero si me haceis algo debere de responder...mammon, cuanto tiempo,e entrenado desde la ultima vez que nos vimos,ya no tendras tanta suerte...alguiend e aqui tiene miedo de lo que pueda pasar?

amy se abrazo a ella misma con sus brazos, estaba algo nerviosa,no queria estar alli, tenia miedo y matar era algo que ella odiaba por encima de todo,peor no sabia si los demas pensaban como ella
OFF: XD esto me recuerda al ratchet gladiator, la unica saga de este juego que esta en un coliseo en el que llevan collares para obligarles a pelear y matar a los demas XD
Volver arriba Ir abajo
Invitado
Invitado



MensajeTema: Re: Royal Rumble *Q*   Jue Nov 04, 2010 4:02 pm

Las cosas en Nanimori no estaban siendo sencillas en esos dias,entre las constantes distracciones y problemas en que me involucre la busqueda de mis guardianes se vio retrasada considerablemente.Corrian varios rumores de mafiosos con talento en la ciudad, sin duda alguna grandes candidatos... pero encontrarlos y convencerlos era el verdadero desafio, cada uno tenia sus propios intereses y metas... y lamentablemente la mayoria preferia buscarlos solo.¿Acaso entre todos sus hombres cavallone no tenia almenos 7 Hitman merecedores de ser guardianes?me rompia la cabeza pensando en ello, sentado en mi escritorio mientra revisaba numerosos reportes de miembros de la familia en Italia, asi como algunos historiales de jovenes problematicxos de Japon, pandilleros, criminales, no podia pasar por alto al menor posible candidato.

El rechinar de la puerta de mi havitacion abriendose me distrajo, y un hombre delgado de apariencia agradable entro cargando en sus brazos una gran columna de hojas de papel, se trataba de mas historiales y reportes que revisar... las dejo sobre la mesa y dio media vuelta... pero antes de salir me dedico algunas palabras.

Dino-sama... ¿esta usted percatado de la hora que es?Levanto su mano y señalo con un dedo un reloj del muro, en si marcaba la hora "04:07am". Adelante, duerma... revisare los archivos y le informare por la mañana.


Es una generosa oferta, pero¿Que clase de lider seria si dejase que mis subordinados hagan mi trabajo?ve a descanzar,Grillo,mañana tendremos un dia interesante.

Tras hacer un puchero mi joven ayudante salio de la havitacion, y yo segui con mi trabajo, desgraciadamente el cansancio pudo mas que mi palabra... antes de darme cuenta ya estaba dormido, soñando con la linda dama que conoci la mañana anterior al caer de las escaleras.Un grato sueño sinceramente, pero fue poco lo que duro... abri los ojos, quiza aun sin despertar... y me encontre en un escenario que no havia visto nunca antes nisiquiera en pesadillas.

"Bienvenidos al Royal Rumble"

"Nuestros competidores de hoy pelearan a muerte todos contra todos, hasta que solo quede uno... de no ser asi todos moriran sin excepcion,¡¡¡¡¡Que comiencen los juegos!!!!!"


Sin mucho reproche me enderese con galanura, sacando un latigo de mi gruesa chaqueta y estirandolo un poco conambas manos, el sueño tenia pinta de ponerse interesante... quiza un combate es lo que nesesitaba para relajarme, sonrei con gran confianza.

¿Quien de ustedes sera el primero?¿Mas de uno tal vez?





Volver arriba Ir abajo
Invitado
Invitado



MensajeTema: Re: Royal Rumble *Q*   Jue Nov 04, 2010 7:47 pm

ayudeme... alguien ayudeme, ayudeme decia sin detenerme undida aun en mi estado de shock, aunque una frase me regresaba bruscamente a la realidad.

—De ser una pesadilla despertarías con un pellizco. Cálmate... Niña.

Pero que dices? voltie rapido al escuchar a alguien mas en esa jaula, se veia como una niña con una exprecion algo fria en el rostro, por sus pupilas probablemente tenia un defecto en la vista, en el peor de los casos ciega. Se le veia centrada a diferencia de mi que me rodeaba el terror, increiblemente al verla me llegaba un poco de seguridad, ya que a pesar de su corta edad estaba lista para enfrentar lo que se presentara.

—¿Tu nombre?

Pregunto en forma directa y cortante. Sacudi mi cabeza para relajarme. Me llamo Kim... dije en con un sonido casi imperceptible, aprete los puños y volvi a decir en un tono mas alto... Me llamo Kim!

Alce la mirada y pude ver a muchos otros despertar y levantarse, todos se veian tan distintos, porque habiamos sido nosotros seleccionados, que cosa hicimos para estar en esta situacion? Todos se veian confundidos a su manera, incluso habia un bebe, pero que enfermo mental trajo a una creatura inocente a este juego sadico? hiba a hacercarme a cargarla pero entonces se acerco un chico de cabello blanco y dijo.

Oh... lo siento, me temo que tendremos que pelear... que lastima... pero no se preocupen... no seré tan agresivo...

Mis ojos se sorprendieron, abrace a la chica pequeña y la hice para atras, en verdad el estaba considerando pelear?, y si solo nos estaban asustando y no podian matarnos? eramos muchos, seguro podriamos escapar de aqui sin nesesidad de pelear... continuaba pensando pero entonces, vi como los demas reaccionaban, unos entraban en panico, otros se limitaban a observar y despues vi al chico de cabello dorado que me habia topado antes quien tambien indicaba con sus palabras que pelearia.

Entonces grite. BASTAAAAAAAAAAAA!!! Pero que clase de monstruos son para considerar siquiera matarnos... deberiamos salir de aqui e ir tras los que nos hicieron esto... no estoy dispuesta a...

----

En eso suena una alarma en todos los cuellos de los presos, poniendolos a todos nerviosos. Seguida de la misma voz en los altavoces, con una tonalidad de sarcasmo.

Parece que nuestros competidores no escucharon bien, les daremos otra oportunidad... ejem, ejem

¡¡¡¡¡QUE COMIENCEN LOS JUEGOS!!!!!!

El grito retumbo de una forma brutal, provocando eco en todo el lugar y al terminar el grito, sucedio algo horrible...
Aun habia mas personas desmayadas y sus collares se activaron... provocando que sus cabezas se desprendieran de sus cuerpos y tornando el piso rojo sangre.

Spoiler:
 

----


Cubri mi boca para no gritar, y lagrimas comenzaron a salir en gran cantidad por mis ojos, una gran sensacion de vomitar llego a mi mente pero pude controlarme. Retire la mano de mi boca y comence a repetir para mi, No puedo hcerlo no puedo hacerlo no puedo hacerlo NO QUIERO HACERLOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO!!! saque mis agujas de mis bolsas y las apunte a mi cuello, si he de acabar con una vida inocente, prefiero que sea la mia... Mis manos comenzaron a temblar, recordaba a mi familia, a mi principe que nunca conocere, a mis amigos, a la gente en la calle viviendo... a Omaru, que fue la razon por la cual llegue a Japon... todo estaba perdido, por un demente y un juego... Cerre los ojos y en vez de atravezarme el cuello con la aguja la lance hacia el hombre sentado atravez de los barrotes. Abri los ojos para poder ver si mi ataque habria resultado y pude ver que chocaba contra una capa antes de llegar al area de la gente, probablemente de cristal, porque no me habia percatado de su existencia...

Maldicion...

Saque otra aguja y la acomode en mi mano para asi tener una en cada mano, volteando a ver a los presentes... maldicion... esperando a sus acciones para poder reaccionar.
Volver arriba Ir abajo
Invitado
Invitado



MensajeTema: Re: Royal Rumble *Q*   Dom Nov 07, 2010 9:34 am

El rostro de Caroline era como una máscara helada. No existía lugar para una mueca de temor, absolutamente muerta. Era tan bizarro no poder siquiera lamentarse por la situación. Simplemente helada como la misma nieve. Sus ojos inocentes de toda escena, no podía saber si Kim lloraba, gritaba, jadeaba o simplemente se disponía a responderle incrédula con un “¿Qué dices?” Sintió lástima por la pequeña, para cuando los demás participantes comenzaban a enderezarse de sus letargos. Ella sabía muy bien lo que le sucedería a quienes no se levantaran.

Bien, Kim… Noto que no deseas asesinar a nadie aquí, ¿no es así? Te aseguro que yo tampoco, así que… —iba a proseguir cuando sintió el abrazo, llevándola hacia atrás. Una voz masculina, y realmente… ¿Sarcástica? Aquel chico de cabellos albinos había hablado, pero ella desconocía por completo dónde y sus facciones. Por tanto. La inseguridad humana comenzó a llegar. Instintivamente se aferró a la primera prenda que pudiera tomar de Kim, como una niña pequeña en busca de su madre. Su mundo comenzaba a desmoronarse, no era aún capaz de entender bien el japonés, los gritos estaban alterando sus nervios y cada vez más voces cuestionaban sobre la batalla, o aseguraban algo.

Así que morirán dos chiquillas y un hombre...

Dio un respingo con ello. ¿Esa era la voz de un niño? ¿Pero qué sádico traería a un niño a ese tipo de espectáculo? D-De verdad, ¿qué pasa aquí? Fue la voz del siguiente. A diferencia de ella, tartamudeante. La mano de Linei se sujetaba de la rubia aún. Otro más que desconocía la situación. Con suerte y si acertaba, un adolescente. Ya eran tres, tres posibles enemigos. Y ella… ¿se estaba aferrando a uno? Eso sí que era estúpido.

No mataré a nadie, tranquilos, por mí podéis nombrarme amenaza menor, pero si me hacéis algo deberé de responder...

¿Otra niña? … ¿Qué tipo de lugar es este, esperando que chiquillos combatan? —la siguiente voz la hizo retroceder un paso. ¿Cómo podían asumir así de simple asesinar a otro? Era como uno de esos juegos de cacería, el pilla pilla. Y ella por naturaleza, odiaba aquello. Las peleas no eran su gusto precisamente. Debía hacer algo, apaciguarlos. Si sólo ella era la única que no combatiría, era una presa fácil. Si no luchaba, todos podrían morir. Sólo quedaba una opción, escapar. Perdió el equilibrio cuando Kim simultáneamente perdía el auto-control. Vociferando moral sobre la matanza, negándose a…

CLANK. Las cabezas rodaron, siendo cercenadas justo en medio del cogote. Ella sintió cada ruido, la sangre corre, el aroma a hierro, a sudor también. La gente estaba conmocionada, extasiada con aquella primera advertencia. Caroline aunque ciega, cerró los ojos. Una metáfora de cerrar las ventanas a su temor, a su corazón que latía como loco desenfrenado. No habló.

Si he de acabar con una vida inocente, prefiero que sea la mía... —¡Esa cría! Caroline se quiso interponer entre su muerte segura y ella. ¿Acaso no comprendía? Si ella moría, habrían menos oportunidades de salir vivos de ahí. Pero bendita fue la suerte (o la mala suerte) que decidió atacar en lugar de rendirse. Segundo error. El sonido de las agujas caer al suelo cuando rebotasen fue claro para la invidente. Tenía un sistema auditivo bastante amplio. << Voy a hacerte gritar mi nombre mientras rebano tus dedos uno a uno, Enmanuel. Irme a meter en un embrollo como éste… >> Cerró uno de sus puños, pisando fuerte para llamar la atención. La sangre de alguno que estuviese antes dormido y ahora muerto salió chipoteando al ella interponerse impulsivamente entre las armas de Kim y los barrotes.


B… ¡Basta! No debes atacarlos, te cercenarán apenas intentes otra cosa. ¿No entiendes aún? Si uno de nosotros muere, habrán menos posibilidades de escapar… —la frialdad no estaba en su voz, baja pero clara. ¿Desde cuándo pronunciaba bien el japonés?—Y ustedes… ¿Cómo son capaces de ver esto como un juego divertido? ¿Acaso tienen derecho a arrancar la vida de alguien? ¿Quién se los ha dado? —aquejó recordando el tono de Dino. Les estaba dando la espalda a todos, y viendo a Kim nada más. O mejor dicho a su pecho, pensando que la observaba a los ojos. Sus orbes blanquecinos estaban temblorosos. —El… el que dijo que “no sería tan agresivo”, ¿dónde está? —se dio la vuelta, echándose de brazos adelante, buscando a Steve. Sugería ser el más calmado, además de que en aquella frase había asimilado que estaba proponiendo una tregua. O colaboración. Se detuvo. Alguien había activado sus llamas, o sus armas. Y sí, ése era Viper. Sin embargo las manos de Caroline seguían extendidas, buscando la respuesta de alguien. Ella sabía que si luchaba, posiblemente se arrepentiría luego. Además que estaba siendo forzada a usar sus llamas exclusivamente, puesto que cierto idiota había cerciorado de quitarle su abanico… Estaba siendo obligada a usar mecanismos más mortíferos que un simple corte de navaja. Todavía no se percataba de la chica rubia, ofuscada entre barrotes.

¿Realmente… desean luchar en esto?

OFF: perdonen lo bíblico del post, pido que por favor ignoren eso ~ XD


Última edición por Caroline el Miér Nov 10, 2010 9:36 am, editado 1 vez (Razón : Gah, olvídenlo ~)
Volver arriba Ir abajo
Invitado
Invitado



MensajeTema: Re: Royal Rumble *Q*   Lun Nov 08, 2010 1:36 pm

Observo la situación, observo a quienes habían llegado y una de sus sorpresas fue que un bebe estaba ahí, no por ser un bebe... sino que por la obviedad, al menos para alguien quien ha investigado un poco acerca de ellos... un arcobaleno, sin duda era un problema, bien se sabe que esos bebes malditos son peligrosos y muy poderosos, si no lo combatía todos moririan sin tregua alguna, entonces sucedió, la desesperación, aquella chica estaba totalmente desesperada por salir de ahí, él también lo deseaba, de hecho, ya estaba trabajando en ello... pero no podría hacerlo sin un poco de juego... debía empezar a jugar, de lo contrario, todos estarían perdidos, y la prueba de ello fue ver como las cabezas de quienes no despertaron rodaron en el suelo... estaban muertos... una escena demasiada grotezca como para haberla querído presenciar, levanto la vista mirando a aquel que parecía mover los hilos, en aquel balcón al buen estilo César y alzó su voz para que le escuchara.

Vaya... pero que tipo más molesto, puedes no ensuciar de sangre el suelo? Nosotros daremos el espéctaculo no tus estúpidos botones... así que deja de molestar

Con toda la tránquilidad del mundo, su anillo brillo y de pronto, aquella térrible escena se símplifico a nada... vacío solamente, o más bien, el suelo estaba intácto, sin cuerpos, ni cabezas, ni sangre... lo oculto con una ilusión... era demasiado repulsivo para su gusto, entonces se fijo en Caroline y sus palabras, él sabía que debían pelear pero como hacía para enviarle un mensaje sin que aquel se diera cuenta, solo podía hablarle, la ceguera de ella le imposibilitaba hacer señas... ya lo haría en algún momento, regreso la vista a aquel tipo, estaba siendo resguardado por 4 guardias, un en cada esquina a su alrededor, formando un pequeño cuadro, mientras esa persona parecía disfrutarlo mucho, también vio que había una capa de cristal, seguro para ataques a distancia, entonces decidió jugar una carta antes de empezar su juego.

Sabes... me molestas mucho... de hecho, me cansas, ya casi es la hora del té, y yo estoy aqui en una jaula como animal... por eso... recibiras un castigo...

Seguido a esto, levanto su mano derecha y con una sonrisa mero curiosa, mero maligna, su anillo brillo y de pronto un piano apareció sobre las cabezas de ellos... claro, una ilusión, como iba a ser posible que eso sucediera... pero todos, absolutamente todos lo veían, y el juego era simple, si uno, con uno solo de ellos que creyera que había un piano ahí, entonces así sería y caeria sobre ellos, con la suerte de matarlos, o al menos fracturarlos, además de romper por completo el cristal que los resguardaba, si nadie lo creía, simplemente les atravésaria a los cinco ahí presentes y no sucedería nada... era lo bello de las ilusiones, podían ser tan inofensivas como letales, luego de eso, hizo una ilusión de "desaparecer" el collar, o causando una ilusión como si no lo tuviera, de pronto todo empezó a ser llenado en una densa, pero densa neblina, apareciendo desde la parte baja y que empezaba a llenar el lugar completo, que sucedería ahí? Sencillo... su turno había llegado, aunque no le hubiera hecho daño a ninguno de los cinco, su juego había empezado y todo... todos estaban dentro de la ilusión del que entre su familia, algunos de ellos, le llamaban "El Diablo" ... quizá fuera solo por su apariencia... o quizá había algo más ahí oculto... quizá.

Una vez la niebla se levanto completamente, evitandoles a todos poder ver con fácilidad, se acerco a Caroline y se puso a su lado, sabia que no la sorprendería por su perfecto sentido del oído, o al menos, muy desarrollado, posiblemente era la única que poseía ventaja en ese campo, su intención, susurrarle algo muy suave, para que nadie escuchara.

No te preocupes... sé que debemos escapar de aqui... pero si no peleas acabaras sin cabeza... así que mejor, hagamos nuestra mejor actucación... además, eso no debería causarte molestia... Uccidere... al igual que la otra chica ruidosa... sé de ustedes... pues soy un Abruzzi... pero dejemos eso para después... solo te aviso... ya empecé mi movida para la salida.

Dicho esto se perdió en la niebla y tomo su bastón, preparandose para desenvainar su espada, que buscaba, que buscaba? A sí... al arcobaleno... una vez ubicada, llego a sus espaldas y se notó un repentino brillo de tonalidad roja detrás de Viper, continuamente desnvainó su espada y alzó un corte diagonal a espaldas de ella... sabia que eso no sería suficiente para el guardián de la niebla de los Varia... pero al menos, le haría enfocarse en él y no en los demás... una batalla de la niebla era la que iba a acontecer en dicha jaula animal... entre tanto, unas sombras... o personas del publico, eran como cuatro ó cinco, quienes sonreían un poco diferente a los demás... pero estaban mezclados entre ellos... quienes serían?
Volver arriba Ir abajo
Viper

avatar

Edad : 31
Mensajes : 368
Yenes : 458
Fecha de inscripción : 15/07/2010
Localización : Por aqui... por allá...

Personaje
Nombre: Viper
Sexo: Mujer
Familia/Puesto: Guardián de la Niebla de Varia

MensajeTema: Re: Royal Rumble *Q*   Miér Nov 10, 2010 6:10 pm

Otras dos personas se levantaron. Una mujer de traje azul que pareció recordar algo, sonrojandose. Después un chico a quien reconoció como Basil de los Consejeros Externos de los Vongola. ¿Cómo lo sabia? Porque ella era el miembro de inteligencia de los Varia, debia de conocerlo. Le miró y lo sumo a sus cuentas acerca de las bajas que realizaria esa tarde.

Y entonces, el cielo había respondido. Amy estaba ahi, hablando de más como siempre. Por fin se podria vengar de lo que le había hecho diciendole la verdad a Hibari. ¿Suerte? ¿Esa chiquilla había dicho suerte? Que clase de insulto era ese. Aquella mujer moriria primero sin duda...

Después un lider nato. Dino Cavallone esta ahí. Sin duda quien los habia elegido estaba bien entrenado y versado. Sin embargo ¿Qué haría él sin sus subordinados? Nada probablemente. Una neblina suave comenzó a salir de sus mangas y capucha mientras sacaba de su bolsa de la gabardina su Varia Ring envuelto en mammon chains. Lo soltó y guardo las cadenas para colocarse el anillo como brazalete, ya que sus dedos eran demasiado pequeños.

Escuchó el grito de la chica que parecia más austada e hizo una mueca de desaprovación. Entonces fue silenciada de una manera bastante original. Cabezas rodando por ahi... ya era tiempo de algo de sangre en este lugar. La niña amenazó con suicidarse y después se arrepintio. Que tonta era.

Así que nadie puede escapar realmente... Que conveniente, todos serán mis victimas.

Dijo al escuchar a la que parecia estar ciega. De pronto un ilusionista comenzó a hacer lo suyo, desapareciendo la sangre, cuerpos y cabezas. Después un piano amenazando a los que le darian una paga por ganar, a fuerzas o con intenciones. Encendió el anillo de la neblina Varia en llamas de color purpura y miro a Steve.

Eres un buen ilusionista, pero no permitire que acabes con los que me daran mi dinero al final de que acabe con todos.

Sus ilusiones desaparecieron al instante, regresando la sangre y demás a su lugar, desapareciendo el piano. La neblina que ella comenzó a emanar se mezcló con la de él. Se perdió al igual que los demás hasta que sintió aquel corte en su espalda. La ilusión de la Viper atacada se desvaneció en el acto... al parecer, Amy tendria que esperar su muerte, ya que Steve seria el primero.

Unos tentaculos provenientes de la nada rodearon a Steve de pronto, de piernas, brazos, cuello y dorso, jalandolo en diferentes direcciones para tenerlo sujeto. La espesa neblina no dejaba a nadie, ni al mismo Abruzzi visualizar de donde venian aquellos duros tentaculos. Una risilla de bebé se escuchó por toda la jaula, mientras tres tentaculos se lanzaban contra cada uno de los presentes, rodeandolos por el cuello y ambos brazos, desde Kim hasta Alexys. Todos.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Invitado
Invitado



MensajeTema: Re: Royal Rumble *Q*   Sáb Nov 20, 2010 8:38 am

off:alexis tardo mucho, asi que le paso,aconsejo echarla del combate pro que parece que no posteara mas,eso a eleccion de la que creo el post este.

amy noto como todo se empezaba a nublar, la vista era minima en aquel momento, pudo notar como unos tentaculos iban acia su cuello y brazos pero antes que le atraparan los corto,ella ya conocia esa tecnica de viper asi que no seria tan facil capturarla otra vez ,pero uno de lso tentaculos abia rozado su brazo con fuerza,tanta que arranco la manga de la camisa de amy,a continuacion amy penso en lo que debia hacer,podia dejar que todos murieran y atacar a viper,pero eso no era su manera de actuar,ella pensaba que lo mejor era desmayarles para ganar y poder vencer al enemigo,pero lo mejor era parar a viper,no sabia comoe ran lso demas rivales,pero si sabia como era ella, entonces busco a las dos chicas que antes estaban llorando y preocupadas, al encontrar un sombra se acerco y las observo, cortando esos tentaculos para salvar a la que lloraba y a la ciega,al otro chico no lo encontro ni a los demas,por eso dirigio sus palabras a las dos chicas.

No quiero que nadie muera, no me gusta la muerte,megano la vida capturando a la gente dejandolos medio muerta, chicas,voy a ayudaros a desmayar a viper y salir viva de aqui,no puedo veros asi...os protegere

la chica puso su katana delante dando la espalda a las chicas y acercando su mano a la que parecia ciega, ya que le parecia ams vulnerable,aunque ella tampoco veia, esa chica podia resultarle util,ya que estaba acostumbrada a no ver nada.
Volver arriba Ir abajo
Invitado
Invitado



MensajeTema: Re: Royal Rumble *Q*   Sáb Dic 04, 2010 4:11 am

Off:Como es debido les pido una disculpa, estaba algo ocupado y carente de inspirasion, por ello la ausencia de mis 2 cuentas... pero ahora que sali de vacasiones me veran mas activo, en verdad lo siento.

Me mostre un poco desilusionado,al parecer ninguno de los presentes tomo muy enserio mis palabras... todos parecian metidos en lo suyo, diciendo cosas diferentes,cual si en verdad vivieran,cuando la sangre fue derramada algunos reaccionaron tan tristemente como si lo que estaba ocurriendo frente a mis ojos fuera una realidad, pero eso no tenia ningun sentido... yo soy Dino, el caballero salvaje, y otra de las presentes era Mammon del Varia... nosotros 2 no seriamos capturados con tal facilidad,sin mencionar que no tenia el menor recuerdo de como llegue ahi.

Esas lagrimas, esa violencia, esa arrogancia... tanto como lograba ver no era mas que una parte de mi sueño, posiblemente cada persona un fragmento de mi mente y mis recuerdos, para un lider de la mafia no es extraño soñar con escenas viles y sangrientas, hay pecados que nunca dejan de seguirte... y sin embargo, para mi ese sueño no era si no algo interesante, si tenia que hacer frente a cada uno de mis recuerdos hasta despertar por mi estaba bien... mi unica inquietud fue que pasaria al terminar con todos.

Con ambas manos aprete el latigo fuertemente, con la intencion de terminar primero a quienes parecian sufrir... rapido y sin crueldad, pero 3 objetos aproximandose a mi llamaron mas mi atencion, paresian tentaculos, alguien mas dio el primer el paso.

Je!por mi bien.

Mi anillo ardio,y el latigo rapidamente se vio rodeado con llamas del cielo, me impulse hacia atras con el pie derecho para guardar distancia... mientras que me aseguraba de recuperar el equilibrio con el izquierdo,los 3 tentaculos se vieron detenidos con un fuerte latigazo horizontal antes de lograr tomarme, quiza la presion de mis llamas seria suficiente para cortarlos sin dificultad;No logre confirmarlo debido a lo espeso de la neblina.

Lo unico prudente que pude hacer fue recuperar mi latigo y mi guardia para poder lanzar un nuevo ataque en cualquier momento, esa niebla era mas molesta de lo que pense al principio...

Ustedes son muy problematicos...

Comence a caminar relajadamente hacia donde recorde ver a las 2 chicas antes de que me nublaran la vista, no me preocupo que mis pasos fueran escuchados... solo esperaba cualquier voz o sonido que me diera un objetibo, si aprovechaba la situacion correctamente podria acabarlos de un ataque uno por uno usando la niebla a mi favor para ocultar mi tecnica de los de mas.






Volver arriba Ir abajo
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Royal Rumble *Q*   

Volver arriba Ir abajo
 
Royal Rumble *Q*
Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Cartelera WAWMANIA V desde el Madison Square Garden.I
» School Rumble
» Que royal knight eres?
» Clash Royal
» Fotos de Autos Clásicos 2

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Katekyo Hitman Reborn URM :: Off-Rol :: Combates Off-Rol-
Cambiar a: